¿Qué es la Responsabilidad Social Corporativa?

La Responsabilidad Social Corporativa, comunmente llamada RSC es una fórmula de gestión empresarial muy usada en la actualidad. Tiene por fin la gestión de aquellos impactos que la actividad genera tanto sobre los clientes como sobre los trabajadores, proveedores, el medio, y en general, sobre todo lo que rodea a la empresa.

Básicamente, la Responsabilidad social corporativa busca actuar de acuerdo a unos determinados principios, que son los que van a regir sobre cualquier decisión que tome la empresa de ahí en adelante.

Principios de la Responsabilidad social corporativa (RSC)

Respetar las normas

La responsabilidad social de las empresas debe pasar por el cumplimiento de la legalidad, adoptar una adecuada política de prevención de riesgos laborales, y respetar todos y cada uno de los derechos de los trabajadores de plantilla. Sin eso, no existe la responsabilidad social corporativa.

Respetar los derechos humanos

Respetar los derechos humanos implica respetar a las personas, y en este sentido, toda empresa responsable necesita proteger los derechos y libertades del individuo, así como a las entidades que así lo hacen.

El respeto al medio ambiente

Esto implica la aplicación de una gestión ambiental eficiente, para de este modo, conseguir desarrollar las actividades con el mayor respeto posible al medio ambiente, a los recursos naturales y al bienestar de las personas.

Políticas anticorrupción

El respeto a la legalidad implica estar radicalmente en contra de toda actividad corrupta, bien sea desarrollada por la propia empresa, por alguno de sus miembros o por alguno de los proveedores a quienes se le compre mercancía.

Principios morales y éticos

Toda actividad y relación interpersonal debe sostenerse a unos principios morales, de modo que se deseche cualquier actuación que esté en contra de dichos principios morales. Por ejemplo, una empresa que se dedique a la venta de productos ecológicos no debe utilizar envases cargados de plástico, por ejemplo.

Gestión de los impactos

Esto tiene que ver con la capacidad de la empresa de afrontar determinadas adversidades, bien se presenten por fuerza mayor o por algún tipo de dolo. Aquí se engloban los provocados por catástrofes naturales, los accidentes de trabajo, las enfermedades profesionales…

Cumplir expectativas

Se trata de analizar qué es lo que el cliente busca comprando y qué es lo que la empresa proyecta tras haber probado el producto. En definitiva, se trata de valorar si efectivamente se está cumpliendo con lo que se ha vendido.

Importancia de la ética y de la responsabilidad social de las empresas

Desde finales del siglo pasado, la globalización ha ido creciendo a pasos agigantados. En principio, todo parecía maravilloso, se ajustaban los costes, las economías crecían, los países en vías de desarrollo podrían fabricar y vender sus productos con menos obstáculos…

Sin embargo, la realidad, como suele pasar, ha sido un poco distinta. En concreto, la internacionalización ha provocado que una pérdida de poder de los Estados en favor de las empresas, la deslocalización de empresas a países más baratos o la privatización de algunos servicios básicos, como la electricidad.

Como consecuencia de todo eso nace la Responsabilidad social corporativa (RSC), una fórmula de organización empresarial un tanto distinta a la tradicional. Las empresas que se adherían a ella ya no trataban a los trabajadores como números, sino como personas, ya no trataban al medio natural como una fuente inagotable de recursos, sino como algo al que cuidar…

Con el paso del tiempo, esta fórmula organizativa ha ido ganando adeptos, la RSC es un concepto que impregna todo el funcionamiento de la empresa e instaura valores. Provoca que los trabajadores quieran pertenecer a la empresa, dado e la sienten como algo suyo, incrementando paralelamente la productividad.

Deja un comentario